Lo que debes saber sobre el metaverso contado en dos páginas

arli

Metaverso

Imaginen que tengan un problema en un PLC, un variador, un cuadro eléctrico y que su técnico o ingeniero no pueda resolverlo, que deba acudir a un especialista, pero que esa persona se encuentre a horas de distancia, imaginen que la producción se va a detener, que no tiene repuesto para el equipo y que esta situación implicará pérdidas para la empresa (menor producción, horas hombre, materia prima estropeada; etc).

Ahora imagine el mismo escenario, pero piense que el ingeniero en planta tiene unas gafas de realidad virtual o realidad aumentada, con conexión al la web y a su vez conexión con el especialista del otro lado de las gafas; el especialista podría de manera remota mostrarle paso a paso qué revisar, qué hacer y cómo solucionar el problema; ahora, imagine que además las gafas puedan identificar puntos calientes, fallas de cortocircuito, que tenga cargados los planos o arquitectura del tablero o equipo y que de manera virtual, mientras el especialista del otro lado ve la información, usted en sus gafas puede seguir paso a paso cada uno de los datos que sobre la lente de las gafas se reflejan y he puesto este ejemplo por no hablar de las posibilidades en términos de medicina, (operaciones, cirugías, etc)

Esto anterior suena como a las gafas que utilizaban los super saiyajin en Dragon Ball Z o las gafas de alguna de las películas futuristas que seguro habrán visto; puesto a ojos del metaverso es lo que viene para nosotros.

El significado del término viene de; Meta (todo aquello que “está más allá” y Universo, representando todo aquello que nos rodea. Dicho esto, la palabra Metaverso hace referencia a “todo aquello que está más allá de nuestro universo” en relación a una interfaz en la que solo podemos interactuar a través de la tecnología, puente entre nuestra realidad (actual) y una “nueva realidad digital” creada por nosotros mismos. Recuerdan la novela Snow Crash de Cyberpunk, pues fue allí en donde este término nace por primera vez.

Hay una teoría que data de 1960 creada por Ted Nelson como “Proyecto Xanadú”, en la cual miles de documentos sostenidos en la red por muchos computadores a la vez en donde cada usuario podía acceder con una identidad reconocida a cada uno de estos archivos; este sería el inicio del “concepto” y al cual le llamó “docuverse”.

Ahora, en un post anterior también hablamos del Blockchain, un tema sumamente interesante y que de manera única ha revolucionado la forma de administrar datos de la red, de manera “pública” y segura, simplificando los pasos para acreditación de información y acortando el camino entre el usuario y el consumidor. Actualmente muy utilizado por la banca, con infinidad de posibilidades a partir de los NFT; las redes P2P, que también han aportado un cambio importante a las estructuras conservadoras y “conocidas”.

““metaverso”: una realidad virtual en la que puedes tener a tu personaje, customizarlo, darle habilidades, interactuar con cada elemento de esa realidad virtual, incluyendo otros personajes que están dentro del mismo, y la posibilidad de hacer cosas que jamás podrías hacer en el mundo real” (academy.bit2me.com)

Con mayor capacidad de procesamiento de datos, de almacenamiento, de sistemas de seguridad integrados o independientes, con rutas rápidas y dedicadas para el transporte de datos e información, vienen los desarrollos mas cercanos al concepto de Metaverso; Decentraland, The Sandbox, Star Atlas, Bloktopia; todos basados en tecnología de Blockchain, en los cuales el elemento común, es la reducción al máximo de la línea que divide la realidad con el metaverso.

Ahora Google, Microsoft y por supuesto Facebook con su reciente cambio

Entonces, ¿qué nos espera?; pues una realidad virtual basada en el Meta, en la realidad creada, en la realidad aumentada, en la posibilidad de “estar presente” en un escenario físico y un escenario virtual creado por cada uno, con posibilidades infinitas de interacción, pero también de solución a esos problemas que trae consigo la distancia y la presencialidad.

El mundo se encuentra forzado a cambiar, y nosotros con él; algunos han avanzado mas en la tarea de adaptar a su proceso o naturaleza comercial la digitalización y automatización, en ese camino estamos todos. Mientras todo esto cambia, nuestra propuesta sigue siendo incorporar herramientas que permitan a nuestros usuarios obtener soluciones a sus problemas, posibilidades de interactuar a través de nuestros canales digitales, de encontrar los equipos que requieren en el tiempo y servicio que necesiten y por supuesto de respaldar su base instalada con la calidad de producto y servicio que nos caracteriza.

 

Autor. Arlinton Zuluaga