LA FALTA DE COMPONENTES AZOTA LOS GRANDES FABRICANTES

persona3

PERSPECTIVAS OTOÑALES

El desafío energético que encara Europa y el cierre paulatino del grifo del gas por parte de Rusia han nublado las perspectivas otoñales para la industria de la automoción, un sector que ha venido encadenando crisis de forma sistemática desde marzo de 2020. Al parón de actividad obligado por la pandemia se han ido sumando los distintos problemas en las cadenas de suministro – de materias primas en general y semiconductores en particular -que se prologan hasta la fecha. El grupo Stellantis se ha visto obligado a anunciar una nueva suspensión de la actividad por varios días en las plantas de Zaragoza y Vigo, que se suman a los ya aplicados por Volkswagen y Ford.

La falta de componentes azota a los grandes fabricantes internacionales que vive, además, con precaución las tensiones entre China y Taiwán, principal productor mundial de chips con una cuota que ronda el 65%. Además la fuerte dependencia del gas ruso que sufre Alemania – alrededor del 30% de las materias primas que importa procede aun de ese país- hace temer un efecto domino en caso de que el Kremlin decida cortar el grifo por completo los próximos meses.

 

Indicador de la marcha del consumo y la economía.

 

La vuelta a la actividad tras el verano también se prevé más difícil porque el del automóvil es un sector que “empieza a notar un poco antes las crisis”. De hecho, las ventas de vehículos se toman como un indicador de referencia sobre la marcha del consumo y, por tanto, de la economía. Con una inflación en el 8,9% en julio en la zona euro, máximos desde la creación del euro y unos costes de financiación al alza por la subida de los tipos de interés que prepara el Banco Central Europeo los expertos prevén que la demanda de automóviles pueda resentirse aún más.

 

El mes pasado se matricularon 73.378 turismo y todoterrenos en España, un 12,5% menos que el año anterior, y la peor cifra para un mes de julio desde 2012. Inflación, shock energético agravado por la guerra, tensiones geopolíticas, falta de componentes… y el proceso de reconversión en marcha hacia una movilidad más sostenible avanzan un otoño complicado para un sector que acapara el 9% del empleo de la industria manufacturera.

 

A estos contratiempo se une un nuevo capítulo al conflicto gremial que padece desde hace cuatro meses la industria del neumático. Sufre un descenso de pedidos debido a la incertidumbre internacional. Como resultado de esta situación, la fábrica de Michelin de Vitoria ampliara la cancelación de turno para reducir la producción de neumáticos.

 

Pero, ¿qué se puede hacer ante esta situación de cara al próximo año? Es la pregunta del millón. Una solución seria y consecuente, a medio y largo plazo, debería pasar por la reindustrialización de la actividad productiva en el mundo occidental. La deslocalización de la producción industrial en Europa y EEUU que había avanzado durante décadas sin freno se encuentra, de pronto, en un callejón sin salida.

 

La solución más evidente, a pesar de las dificultades que presenta el mercado, dependerá de la capacidad de las industrias de poderse aprovisionar con suficiente antelación o anticipación de materias primas imprescindibles en sus procesos o de los equipos que les permitan llevar a cabo esa producción.

 

En nuestro sector, saber cuáles son los equipos críticos en los procesos industriales, es algo que sin duda ayudará al departamento de mantenimiento a mantener la maquinaria en perfectas condiciones. Una herramienta muy útil para ello es la matriz de criticidad.

 

Mantener en stock equipos críticos y de difícil consecución como pueden ser; CPUs, tarjetas de comunicación, variadores o arrancadores suaves…etc. Actualmente en QUERO Automation tenemos un stock con más de 200.000 referencias disponibles de equipos nuevos o descatalogados, para los que el fabricante ya no da soporte. A las que se suman además otras opciones:

  • Reacondicionar, reparar o intercambiar las piezas dañadas y mantenerlas en stock para contingencias, resulta ser una solución hasta un 70% más económica que comprar piezas nuevas.
  • Contratar un servicio de atención de 24 horas en monitoreo y asistencia para cualquier contratiempo.

QUERO Auomation presta sus servicios de prescripción, asesoría o asistencia de teléfono gratuito.

 

Si tienes cualquier necesidad no dudes en escribirnos: info@queroautomation.com

O llamarnos al número 91 685 24 03